operador1 Written by  Nov 15, 2017 - 17374 Views

ABUSO SEXUAL INFANTIL

El abuso sexual constituye un problema de salud pública y de derechos humanos, es un problema de proporciones incalculables, con consecuencias emocionales y psicológicas devastadoras para quienes lo sufren y como consecuencia a corto y largo plazo que afecta la salud mental de las víctimas.

 

 

El abuso a los menores de edad trastorna gravemente la vida de los niños y adolescentes, produciéndoles sentimientos de culpa, depresión, ansiedad alteración del sueño, de la alimentación, suicidios, problemas escolares, drogadicción y alteran el desarrollo psicosexual.

 

 

 

Los niños con mayor riesgo de padecer abuso sexual suelen ser aquellos que presentan una capacidad reducida tanto para la resistencia como para la denuncia del hecho y presentan una alta probabilidad de desarrollar patrones de agresión hacia otra persona debido precisamente a un aprendizaje de internalización de estas pautas de conducta, es decir las victimas por este tipo de delito presenta roles víctima-agresor de forma simultánea y no consciente.

 

 

 

La violencia sexual en menores de edad ocurren en el seno de la familia y adquieren la forma habitual de tocamientos y sexo forzado por parte del padre, padrastro tío, abuelo y hermanos o de algún otro integrante de la familia.

 

 

 

Como ya se ha visto, el abuso sexual en menores de edad tiene consecuencias devastadoras para el funcionamiento psicológico de la víctima y requieren de tratamiento para superar las consecuencias derivadas de la experiencia traumática y la intervención debe tener como objetivo garantizar la seguridad del niño y evitar la ocurrencia de nuevos sucesos.

 

 

 

Solemos enseñar a los menores que siempre deben obedecer a las personas adultas, haciéndoles creer que estas siempre saben lo que está bien. A veces, les obligamos a besar a personas cuando no desean hacerlo. Esta educación contribuye a que puedan producirse los abusos.

 

 

 

Para evitarlos es importante:

 

 

 

Hablar con las niñas y niños de la existencia de abusos sexuales y de cómo se producen.

 

 

 

Enseñarles que tienen derecho a la privacidad de su cuerpo. Nadie debe tocarlo o mirarlo si no lo desea. Puede y debe negarse a ello.

 

 

 

Si alguien les mira o toca en una forma que no les gusta, deben contarlo enseguida.

 

 

 

Explicarles las formas en que los agresores tratan de intimidar para que guarden el abuso en secreto. Enseñarles que nunca deben guardar este tipo de secretos, aunque se lo pidan o los amenacen.

 

para cualquier emergencia llame al 911    Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Guerrero.

 

 

 

http://www.unife.edu.pe/publicaciones/revistas/psicologia/2015_1/Rosario_Giron.pdf

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…